RESUMEN JORNADA 13-14 ABRIL

CB Zaragoza, 86-COSEHISA Monzón, 66

(30-13, 48-30, 66-44 y 86-66)

Porter (25), Araguas (25), Bareas (3), Fernández (4), Quiu (7), cinco, Espier (0), Carrasco (0) y García (2)

COSEHISA cerró la liga con un partido digno en campo del líder a la vista de las circunstancias, con solo cinco seniors disponibles y el apoyo de tres juniors.

El encuentro se decidió en un primer cuarto en el que coincidieron un gran acierto local con un COSEHISA que no encontraba la tecla defensiva, Las diferencias crecieron sin freno hasta cerrarse el cuarto con una anotación inasumible para los amarillos. Los amarillos, poco a poco reaccionaron recomponiendo defensa y trabajando mejor en ataque pero nunca hasta el punto de poder incomodar al CBZ bajando de quince puntos la diferencia. La dificultad para anotar en la pintura y de dominar el rebote quitaba opciones de respuesta mientras la anotación se apoyaba en los exteriores Araguas y Porter. En cualquier caso cierre con buen sabor de boca en una temporada muy difícil por las lesiones en la que ha sido sustancial la aportación y apoyo de los juniors.

Junior

MBA Monzón, 55-Lycee Moliere, 68

(16-18, 26-38, 40-57 y 55-68)

Espier (18), Carrasco (2), García (11), Nasarre (9), Solans (2), cinco, Sánchez (8), Castel (0), Isla (2), Nerin (1) y Arasanz (2)

Segundo partido de la fase por el título con los equipos zaragozanos. Interesante partido ante un buen equipo, más experimentado y con nivel técnico, como el Lycee Moliere.

MBA partía con dos déficits. Estaban recién llegados de un viaje de estudios y tres de sus jugadores jugaron por la mañana en Zaragoza con los seniors. Bien la fatiga, bien la dificultad para mantener la concentración ante las diferentes situaciones tácticas y, por supuesto, el buen hacer zaragozano, propició dos apagones de unos minutos en los cuartos centrales que costaron parciales severos asentados en canastas fáciles de los zaragozanos (3-10 en el segundo y 2-11 en el tercero). Lycee Moliere sacó ventajas importantes (36-55) que requerían que MBA aportase algo más. Lo intentaron en el último cuarto, arriesgando en defensa y sin tantos errores en ataque, consiguiendo acercarse hasta el 52-61 a dos minutos y medio del final. Pero no bastó y Moliere cerró una victoria merecida.