ENTREVISTA CON…RAUL ESPINAL

13 febrero, 2021 2 Por Club Baloncesto Monzón

Hoy el protagonista de nuestra entrevista es el capitán y referente de Cosehisa Monzon, Raul Espinal. Lleva 13 temporadas en Monzon, en las cuales ha jugado tres en EBA y el resto entre primera nacional y aragonesa. Destacar su brillante participación en la última etapa del equipo en EBA. Actualmente trabaja como medico en un hospital de Tarragona.

¿Cómo fueron tus inicios en este deporte?

Mis inicios diría que fueron en el cole, siempre me ha gustado mucho realizar todo tipo de actividad deportiva, lo que sigue siendo igual hasta el día de hoy, pero a partir de los 14 o 15 años le fui dedicando más horas al baloncesto, en parte porque destacaba un poco más que el resto, y otra, porque solo quería estar en las pista, jugando.

¿Qué supuso para ti tu llegada a Monzón siendo tan joven?

Algo emocionante, ya que vas a jugar el deporte que te gusta, conocer un país, una cultura y personas totalmente nuevas, pero a la vez muy triste, ya que dejas a tú familia y a tus amigos lejos, y yo siempre he sido muy familiar.

En tu etapa en Monzón, conociste a muchas personas ¿Cuáles fueron las más importantes para ti?

Podría mencionar a muchas personas que siempre han estado ahí, y a las cuales siempre les estaré agradecido, pero sin lugar a duda, cabe destacar a unas cuantas, empezando por la familia Uguet, que siempre me han hecho sentir como uno más y han hecho todo lo posible para que fuera mejor jugador y persona, les tengo un grandísimo aprecio a cada uno de ellos. Y otra persona a destacar, José Manuel Fernández, artífice de mi llegada a Monzón, genio, figura y amante del baloncesto, a la cual le estaré infinitamente agradecido por muchísimas cosas.

Si tuvieras que elegir los cinco jugadores más destacados que compartieron equipo contigo ¿Quiénes serían?

Pregunta muy difícil, porque tengo recuerdos muy bonitos de muchos compañeros, algunos de ellos amigos al día de hoy, dicho esto, me quedo con los siguientes:

Daniel Peruga, amigos rivales en la pista por un puesto, pero jugador de equipo como ninguno.

Pau López, uno de los mejores bases con los que he jugado y gran competidor.

Luis Carlos Lasus, desde mi llegada aquí, entrenando y jugando juntos, luchando por ver quien se queda con la capitanía jajaj.

José Luis Cazcarra, la locura y las ganas de ganar en pista.

Luis Duluc, amistad que se convirtió en hermandad

Has tenido dos entrenadores como son Jorge Serna y Guillermo Uguet ¿Qué destacarías de cada uno de ellos?

De Guillermo, decir que sinceramente creo que pocas personas pueden saber más baloncesto, cuida todo los detalles y busca la perfección en cada movimiento, partido o ejercicio, sabe que pasa en todos los lugares de la pista e incluso lo que puede llegar a pasar, pero lo que mas destacaría sin lugar a duda, son sus ganas de ganar en absolutamente todo, y esas ganas se contagian lo que te hacen mejor jugador.

De Serna destacaría su trabajo, pasión y constancia, siempre estaba dispuesto a trabajar contigo y ayudarte.

Durante tu trayectoria has tenido mucha competencia en el puesto de pivot. ¿Qué aspectos del juego de tus compañeros en esta posición te han ayudado a ser mejor?

Diría que la competencia, cada entreno tenias que darlo todo para poder jugar, y tenias que ir añadiendo cosas nuevas a tu juego, pero mas importante aún, saber tus puntos fuertes y débiles, Monzón ha tenido grandes jugadores en esa posición, desde Jordi Muñoz, Gamero, Rangel Ramírez, Sergi Grimau de los que he aprendido mucho.

12 años dan para coleccionar muchos recuerdos y momentos ¿Cuáles han sido los mejores? ¿y los peores?

Definitivamente perder la categoría de EBA creo que ha sido uno de los peores momentos, tanto a nivel personal como para el club, espero que algún día no muy lejano vuelva a recuperar la plaza.

Y buenos recuerdos, pues tengo muchos, pero diría que mi primer partido con el club en el pabellón los olímpicos, ver el ambiente que había y el apoyo del pueblo al club y a los jugadores.

Dentro del vestuario, en la cancha, en los viajes pasan mil y una anécdotas. Cuéntanos alguna de ellas.

Diría que lo que pasa en un vestuario se queda en el vestuario, pero si hay algo que siempre ha marcado a este equipo es el buen ambiente que siempre hay en los vestuarios, y en gran medida era por los picas picas de los viernes después de los entrenos, siempre había una excusa para hacer alguno.

A lo largo de estos años has competido en tres categorías distintas (EBA, 1ª NAC Y 1ª ARAG). ¿Cuáles fueron las sensaciones en cada una de ellas?

Creo que la diferencia reside básicamente en la intensidad y la velocidad con la que se juega, y que tienes saber hacer un poco de todo y ser menos especialista, aunque con la experiencia te das cuenta que el físico pasa a ser algo secundario y priman los fundamentos y el entender del juego.

A los que se inician en este deporte como jugadores/as ¿Qué consejos les darías?

Que hay que divertirse, pero sin perder el respeto hacia el juego y tus compañeros, y que entrenando duro se consiguen buenos resultados.